domingo, 23 de septiembre de 2012

PLURALISMO O TOTALITARISMO INMERSO EN EL ESTATISMO


Sede del Pralamento Europeo
 Fotografía pagina Web Unión Europea
Ante la ingente necesidad de resolver los arduos asuntos habituales de los estados, me cuestionaba por estos días, sobre como encauzar las decisiones y los convenios para crear leyes que satisfagan todas las exigencias que se tienen que decidir, además de cual es el modelo adecuado para implementar todas estas acciones.

Cuando de manera desapasionada procuro considerar, como se podrá enfrentar el curso para adelantar el famoso proceso de paz con la insurgencia colombiana, ante el cual rigen posturas tan antagónicas; o igualmente como se pueden zanjar las inmensas discrepancias entre los estados europeos, para resolver la ausencia de normas de control financiero, fiscales y monetarias centralizadas en una sola autoridad, que tendría la misión de evitar descalabros como los acontecidos en la actualidad; entonces evalúo si es el pluralismo ideológico y la eterna discusión democrática es la respuesta o contrariamente la práctica totalitaria y autócrata temporal es la única salida para resolver tan monumentales eventos.    

Algunos analistas alemanes observaban por estos días en la necesidad de crear nuevas y muy rígidas leyes, centralizadas en una sola entidad, que además estuviera dotada del poder político necesario, para gobernar todos los asuntos económicos de la unión europea, creando una incipiente federación de estados asociados como los Estados Unidos de Europa.

A estas inquietudes les salía al paso un escrito originado en el diario polaco Wyborcza, que atribuía todos los males de la unión europea, desde la falta de la verdadera unidad política a la  monetaria, al intenso desapego a sus símbolos e insignias comunitarias por parte de los ciudadanos, a parte del desinterés por apoyarse solidariamente; por ello establecían que era de imprevisible medición comprobar si los habitantes de países con ideales y visiones tan distantes como los finlandeses y los polacos  o los italianos, se unirían para defender la estructura democrática y los fundamentos legales de la unión europea, o aun en un caso extremo si se unirían para defender el territorio.

Y es aquí donde mi postura inicial toma relevancia, o es el pluralismo quien puede resolver el asunto, dilatándolo y agravándolo como lo ha sido hasta ahora en el tiempo o se deben resolver estos asuntos de manera totalitaria, basándose en la autócrata determinación de un gobierno estatista que toma decisiones dinámicas para resolver tan complejo panorama.

Porque ¡ha difícil¡ que resulta conseguir concertar soluciones equitativas entre tantos razonamientos e ideas dispares.

Y aclaro no estoy haciendo alabanza a los gobiernos totalitarios para Europa, mas si de algunas decisiones enmarcadas y basadas en este enfoque, con una tendencia a darle mas poder al estado sobre las demás  instituciones, como ha sido el ordenado modelo alemán por décadas.

En el caso colombiano y después de leer diligentemente unas declaraciones de Rodrigo Granda a la BBC Mundo Latinoamérica, considero que las distancias entre los representantes insurgentes, el notariado de Colombia y la sociedad civil son casi insalvables, aunque desde esa entrevista efectuada el 13 en la Habana a hoy 23 de septiembre , las expresiones de los insurrectos han bajado de animosidad a un tono mas conciliador, aun asi revisten un estilo arrogante que resulta muy arduo para sentar las bases de un proceso de negociación; además agreguémosle a este esquema, las imposiciones de la derecha y la extrema derecha  que son quienes controlan literalmente al país, y la perspectiva que se refleja para encontrar puntos de acuerdo e ideas comunes luce inalcanzable, por ello resulta esencial lo expresado por Santos, cuando afirma que hay que dejar avanzar ese proceso sin tanta atención de los medios o de chivas informativas.

Evidentemente habrá que tomar decisiones de carácter autócrata totalitarias, si se quieren ver llegar estas negociaciones a algún destino, porque atino a pronosticar que vendrán álgidos momentos en el curso de establecer los acuerdos para implementar un modelo de convivencia entre insurrectos y los demás, convenios con los que muchos con poder mediático no estarán de acuerdo, introduciéndole con certeza imposiciones de difícil cumplimiento que permitirían conducir todo el proceso al fracaso total.

Las conductas totalitarias, autócratas y el estatismo son lineamientos sumamente riesgosos por la acumulación de poder, pero ante los descomunales problemas ante los cuales se requieren soluciones extremadamente creativas y osadas, considero que no queda más alternativa que usar instrumentos basados en estos estilos.  

2 comentarios:

  1. El Autoritarismo, el Totalitarismo y demás tipos de dictaduras, bien sea de izquierda o de derecha, solo conducen a la Anarquía....

    ResponderEliminar