sábado, 21 de noviembre de 2015

EL EFECTO BUMERÁN DE ISIS-DAESH


Inicio esta reflexión motivado en las espantosas prácticas que este grupo de asesinos ejecutan en nombre de una creencia espiritual, contradiciendo el mandato de cualquier credo religioso, el cual preserva el derecho a la vida como bien supremo.

El primerode febrero de 2011 escribí sobre cómo los sucesos de la primavera árabe preveían desenlaces funestos para Egipto, puesto que arrastraban al pivote del medio oriente hacia el caos y el desgobierno. Luego el 28 de enero de 2013, nuevamente expresé mi opinión sobre la inestabilidad que ya invadía la región con Mohamed Morsi, representante de los Hermanos Musulmanes en el mando. Se preveía una escalada en el desequilibrio del poder en toda la cuenca mediterránea oriental desde Libia a Siria. La puja de poder entre Teherán Y Riad con el apoyo de los aliados en cada bando aumentaba en efervescencia, llevando a Siria el aliado incondicional de Irán al caos de una cruenta guerra civil. 

Después de cuatro años de guerra civil en Siria, aturde que ante la consolidación en esa zona del para-estado de DAESH y de sus repetidas demostraciones de poder militar, integradas con un inmenso despliegue de medios, el viejo continente actúe con tan poca resolución para eliminar el monstruo creado hace cuatro años por sus servicios secretos y de los norteamericanos, con el fin de derrocar a Bashar Al-asad.

Actualmente y solo gracias al concurso de Vladimir Putin encontramos un cambio de táctica que ha impulsado también a Francia herida por los ataque de París, a realizar una campaña de bombardeos con mayor efectividad para así destruir la espina dorsal de la economía ilegal del para-estado, la explotación, refinación y transporte para exportación de petróleo.

El DAESH es un invento de un lunático, Ibrahim Ali al-badri al-Samarrai, catedrático iraquí con la elocuencia necesaria para congregar a un ejército de desposeídos en torno a él, además cuenta con las desinteresadas ayudas de la familia real de Arabia Saudita y la de Qatar, dinero sin el que este falso califa jamás hubiese tenido el éxito actual. Igualmente hay que agradecer las valiosas colaboraciones en el entrenamiento militar para sus combatientes, de todo el sistema de servicios secretos de Italia, Reino Unido, Francia y Estados Unidos, además de la invaluable ayuda de Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía quien facilita la ruta de entrada de armas y de salida del petróleo robado por los combatientes del DAESH. Como se puede comprender ¡Un grupo de desinteresados en preservar la paz del Medio Oriente y ahora de Europa!

¿Pero porque todos estos ángeles del terror se unen en torno a este proyecto? Esa es la siguiente pregunta que muchos en las redes sociales se hacen. La respuesta tiene muchos ingredientes.
Económicos por el gas natural que es el combustible del siglo 21. En las costas de Siria y el Líbano existen reservas fuertes del combustible.
Estratégicas-económicas, el gasoducto en construcción financiado por los rusos y los alemanes, denominado South Stream que entraría en funcionamiento desde 2017, pasa por Siria trayendo gas iraní con destino a una terminal en el Líbano o en la misma Siria, para ser exportado a Europa. Ergodan de Turquía está embarcado en otro plan de construcción de gasoducto con socios canadienses, norteamericanos y europeos este proyecto denominado Nabucco para funcionamiento en 2018, recoge gas de las ex-repúblicas soviéticas de Georgia y Azerbaiyán, vía Bulgaria con destino al centro de Europa. Propósitos como ven en franca competencia.
 Políticas porque Estados Unidos sueña con eliminar a al-Assad y sustituirlo con un líder más cercano a sus propósitos geopolíticos, aislando en mayor grado a Irán, postura compartida por el archí rival de los persas, Arabia Saudita. A esta apuesta también se unen la coalición europea de Washington y se oponen Rusia y China, quienes también tienen sus intereses en la zona. Ergodan también mira con buenos ojos que Siria pierda territorio para él deshacerse de los molestos Kurdos quienes desde hace cien años luchan dentro de Turquía por tener un estado independiente. Israel también gana con la partida del presidente Sirio porque elimina un molesto vecino socio de su peor enemigo Irán. Religiosos porque Saudíes y Cataríes desean imponer el islam sunita sobre el chiita en Siria e Irak donde aún hay presencia Chiita importante y con ello auto proclamarse como los líderes de todo el mundo musulmán dejando a los chitas solo en Irán.  
En síntesis hay muchos motivos que generan el desinterés inicial de eliminar al DAESH, hasta los atentados del 13 de noviembre en París.
Pero como no todo se puede calcular desde el frío análisis de inteligencia militar y política, el líder del DAESH se auto-proclamó califa creando un para-estado con fronteras en territorios de Siria e Irak con el fin de erigirse en el jefe mundial de todos los musulmanes, como lo predice una supuesta profecía islámica. De ahí que haya logrado atraer a su causa a europeos hijos o nietos de inmigrantes árabes, quienes en sus estados de origen como Bélgica, España, Francia o Inglaterra son parias de la sociedad blanca.
 Esta inesperada reacción ha permitido a su ejército de simpatizantes a ejecutar atentados exitosos en el corazón de Europa, porque los realizan europeos aunque estos sean de piel oscura y pueden desplazarse sin ningún obstáculo por todo el territorio del continente, como lo demostró el belga Abdelhamid Abaaoud presunto autor intelectual de los atentados en París.

El futuro luce incierto puesto que eliminar a esa medusa que representa ISIS es tarea compleja, los europeos y sus servicios de vigilancia aun no pueden calcular el influjo de las propuestas de Ibrahim Al-barrai sobre los jóvenes musulmanes europeos, de tal manera que terroristas al acecho pueden haber muchos.

Europa y su dirigencia deben dejar de hacerle el juego a los llamados halcones conservadores norteamericanos, quienes desde hace dos décadas vienen incendiando al mundo con sus nuevas propuestas geopolíticas, desde el Irak de Hussein, a quien jamás se le encontraron las tenebrosas armas de destrucción masiva. De nuevo lo formalizaron al desestabilizar a Libia, luego enmiendan a la carrera situando a un militar en Egipto, al Mariscal Abdelfatah Al-Sisi después de destituir a Morsi y así mismo lo practicaron en Siria sembrando los pilares del descontento en Homs y Deraa, lo cual lleva a ese país a la actual guerra civil, con las consecuencias enunciadas a través de esta reflexión.

Triste es este mundo en el cual estrategas económicos y políticos quienes jamás sufrirán consecuencia alguna, lanzan a la muerte a cientos de miles sin el menor escrúpulo, no importa que sean palestinos, israelíes, egipcios, sirios, franceses, españoles, griegos, rusos, ingleses, estadounidenses o latinoamericanos, somos ciudadanos del montón que no tenemos valor ni peso trascendental alguno.


Los invito a meditar este artículo y a opinar sobre otras razones que justifiquen la existencia de este bárbaro califato.

martes, 3 de noviembre de 2015

RESACA DEMOCRÁTICA


El juego de perturbar la estabilidad de los países árabes de la cuenca mediterránea para transformarlos al formato bajo las reglas democráticas occidentales, pasa por una dolorosa resaca. Esto como consecuencia del impulso a revoluciones, con el apoyo de los servicios secretos occidentales, empleando métodos que subvirtieron los modelos de gobierno que regían en esa zona. 
Irak, Siria, Libia, Túnez y Egipto se convirtieron en campos de experimentación fallidos de la famosa primavera Árabe. Ese movimiento el cual en un principio fue visto por muchos de nosotros como un cambio necesario con aires de renovación de las arcaicas maneras de gobierno y de secularizar a los estados, no funcionó como tenían previsto sus incitadores.
La cultura Árabe y musulmana personifica la fe ciega alimentada por la ignorancia de la inmensa mayoría del pueblo, la cual es sabiamente utilizada por sus clérigos y gobernantes, pero ingenuamente desestimada por los estrategas políticos y militares occidentales. 
Este comportamiento místico en estas naciones condujo al fracaso el famoso experimento, trayendo como resultado la aparición de nuevas formas de gobiernos inestables basados en la teocracia y en la reivindicación del extremismo musulmán, el cual pregona exterminar el estilo occidental de vida.
El famoso Califato islámico es la prueba más contundente de la mala dirección que cursa la situación actual del medio oriente.
Todo ello junto ha traído para Europa la peor crisis de inmigrantes de la que se tenga recuerdo en la historia reciente, acompañada además de los aterradores accidentes en la travesía del Mediterráneo y del recelo que causan entre el ciudadano promedio europeo la llegada de estos extranjeros.


Revertir este torpe episodio resulta imposible, pero si está en la capacidad política de los líderes de Europa, Rusia y Estados Unidos negociar y pactar para apoyar a los regímenes severos y estables que aún subsisten, procurando traer paz a la convulsionada región. Que para nosotros resulta ininteligible el apoyo a gobiernos autócratas y opresores, si por supuesto, pero la visión del ciudadano de esa zona es muy diferente a la nuestra, se nota que requieren de líderes estrictos, paternalistas al extremo con una visión confesional o teócrata del manejo del estado. La estabilización política y económica es la única manera de disminuir a sus justas proporciones el drama que enfrentan los ciudadanos de esas naciones, de paso desmotivando el interés en emigrar. Mientras no se tomen medidas de fondo enfocadas en esa solución, seguiremos viendo con horror como aumenta el número de viajeros, el drama y la cantidad de muertos en el intento de estos desdichados por encontrar lugares seguros y prósperos para vivir. 

jueves, 28 de mayo de 2015

ADULTERANDO LOS CONTEXTOS ECONÓMICOS

Como un efecto de la continua disputa por la hegemonía entre los polos financieros, los cuales controlan la economía y el comercio mundial,  distribuidos entre Norteamérica, la City, Europa y China; ahora se ha implementado un modelo entre académico y mediático con el interés de desprestigiar a las economías de los estados, quienes han pretendido desmarcarse de las imposiciones y de las políticas de endeudamiento externo, control fiscal e inversión extranjera determinadas por el FMI, las calificadoras de riesgo de bonos de deuda externa, el banco Mundial, la FED y los principales bancos privados.

 Argentina, Bolivia, Brasil, Rusia e India han experimentado en niveles diferentes las maniobras para coartar su crecimiento además de la hostilidad a su independencia de la financiación condicionada.

Venezuela ha sido liquidada por su irreverencia económica además de la tácita ayuda de su inepta y corrupta burocracia, quienes han aportado para la debacle en la que se encuentra, pero siempre sin dejar de magnifican los errores de su sus funcionarios y no las intervenciones del sistema financiero para acelerar su ruina.

Grecia en un valeroso intento se juega la última partida de póker en contra del banco Central Europeo y la banca alemana, para revertir un poco las draconianas imposiciones fiscales o salir de forma permanente del Euro.

Pero en el conjunto general todos estos países han procurado depender con menor rigor de las frías determinaciones  de quienes evalúan, condicionan y promulgan cómo debe ser el manejo macroeconómico de los Estados.

Ahora como este comportamiento puede ser susceptible de imitarse, propagándose y perjudicando a los dueños de los grupos económicos, ellos sabiamente han difundido a través de los medios de comunicación la premisa de cómo estas economías permanecen en constante riesgo  o van en camino del colapso.

 Para eso se valen de análisis amañados, informes incompletos y proyecciones acomodadas, así mismo aunados con una nueva modalidad, conferencias y paneles dictados por expertos, los cuales enuncian situaciones agobiantes para los habitantes de estas naciones.

Justamente hace unos días una amiga asistió a un evento como los señalados, en donde la conferencista anunciaba la futura quiebra del estado argentino. Como mi amiga tiene un buen numero de amigos y conocidos en el país austral, preocupada los cuestiono a través de una red social sobre la penosa situación que de seguro enfrentaban. Pero las respuestas de las personas arrojaron una imagen diferente a la planteada por la panelista.

Motivado en esas respuestas decidí constatar con cifras macroeconómicas cómo era esta realidad y para ello nada mejor que la CEPAL.

El documento consultado confirmó mis sospechas, la situación dista de ser apocalíptica, aunque hay nubarrones porque el crecimiento del PIB durante el 2014 casi fue de cero, la inversión extranjera está a la baja, pero el país sigue honrando sus compromisos financieros con excepción de los fondos buitres quienes son los dueños de acreencias correspondientes al 1.6% de la deuda del país.

Estos fondos adquirieron esos bonos en el mercado secundario a mitad de precio por ser parte del default del 2001-2002 practicado por Argentina, pero renegociado con todos los acreedores salvo los mencionados fondos carroñeros.

La razón de ese gobierno para negar el pago  a estos prestamistas reside en la exigencia de abono del 100% del valor de los papeles, mas intereses y costes legales.

Una vez despejados mis interrogantes decidí plantear la discusión en el blog.  De igual forma afirmo que esta disertación no es la herramienta para  definir un concienzudo análisis a la situación fiscal, de crecimiento y de endeudamiento, para eso está la CEPAL y demás organizaciones que valoran acertadamente todas las variables macroeconómicas.

 La función de este escrito es llamar la atención de los estudiantes y aficionados de las ciencias políticas y económicas para que investiguen e igualmente cuestionen con rigor la información circulante sobre la economía de estos estados, porqué se ve una clara intención en deteriorar los esfuerzos políticos  realizados por sus gobernantes para reducir las inmensas desigualdades dentro de las sociedades que dirigen.

Como siempre los invito a reflexionar sobre lo aquí expuesto

jueves, 14 de mayo de 2015

LAS MOTIVACIONES DE LA GUERRA

Veía  por estos días en unas fotos, el imponente desfile militar efectuado por las fuerzas armadas de Rusia, con motivo de celebrarse el setenta aniversario de la culminación de la segunda guerra mundial. Ante este magnificente hecho comencé a meditar sobre los conflictos acaecidos en los últimos 100 años a lo largo y ancho del planeta, incluso las recientes conflagraciones.

Con mi racionamiento procuraba entender el por qué somos una raza tan destructiva, que se dedica a exterminar a sus semejantes y a dañar el frágil ecosistema con las excusas más baladís. En la mayoría de ocasiones las justificaciones emanaban de la codicia y la ambición que el poder implanta en el racionamiento humano.

La revolución Bolchevique y la primera guerra mundial, nacidas de los conflictos originados en el desequilibrio geopolítico causado por los imperios de esa época, el abuso de poder aunado a la opresión y a la desesperanza de inmensas comunidades, quienes aspiraban a tomar el control de sus destinos.

La segunda guerra gestada por los abusivos acuerdos negociados e impuestos por los vencedores a los sometidos de la primera guerra. Esta segunda conflagración al final inspiró la división de Europa por un telón ideológico, denominado la cortina de hierro, quien a su vez causó la guerra fría. Enfrentamiento que nos llevo casi al holocausto nuclear en octubre de 1962 y que vino a concluir con la desaparición de la URSS en 1989.

y así cuando muchos creíamos que el planeta entraría en un remanso de paz, surgieron las indebidas injerencias de occidente en los países musulmanes de oriente Medio, asunto que convergió en los atentados de New York en septiembre de 2001 y luego en Madrid en Marzo de 2004. Dirigiéndonos con estos hechos a una nueva cruzada cristiana en contra de los creyentes de Mahoma.

En este repaso dejé de lado cientos de conflictos regionales o nacionales, como la guerra en la península de Corea a finales de los años cincuentas, la revolución cubana entre 1959 y 1960, la primavera en Praga en 1968, el conflicto interno colombiano gestado en 1962 y aún vigente, el conflicto entre los dos Vietnam entre 1964 a 1973; la guerra de los seis dias entre árabes y israelitas en 1967, la guerra civil de Angola en los setentas, las guerras civiles de centro América en los ochentas, el conflicto en los Balcanes en los noventas, causante de la desmembración de Yugoslavia. Después vinieron todas las aventuras de perseguir a los terroristas de Al-Qaeda y sus aliados en Afganistán y Pakistán.
Luego los conflictos derivados de la mal llamada primavera árabe en Siria, Irak, Libia, Egipto y Yemen. Además de los nuevos enfrentamientos entre Palestinos e Israelíes y ahora mismo el conflicto civil en Ucrania, el cual ha puesto de manifiesto el retorno de la guerra al territorio europeo tras siete décadas en calma y plantea un enfrentamiento subrepticio entre Moscú y la OTAN.

¿Y todo para qué? Sin duda solo sobrevienen razones absurdas las cuales no soportan un juicio histórico profundo o al menos una argumentación razonable y provista de sentido común.

Solo quedan tras estos deplorables sucesos, el recuento de los millones de muertos, las incalculables pérdidas económicas y el desplazamiento forzado de millones de personas

Ahora me pregunto ¿Existirá alguna esperanza para solucionar todos los focos de conflictos? O estamos condenados perpetuamente  a exterminarnos con métodos mas audaces y precisos en la medida que la tecnología avanza. Por ello adquiere inmenso valor la frase del papa Francisco quien sentencia cuan valiente se debe ser  para buscar la paz y él lo define  de esta manera"para conseguir la paz se necesita valor, mucho más que para hacer la guerra".

jueves, 7 de mayo de 2015

SEGREGACIONES Y DISCRIMINACIONES ÉTNICAS O SOCIALES

Tras haber transcurrido ya 15 años de la nueva centuria y del nuevo milenio, algunas plagas sociales emergen de nuevo o simplemente nunca han desaparecido.

La discriminación racial, la desconfianza religiosa, el miedo a los modelos foráneos, actualizados o tecnológicos, el desconocimiento biológico y psíquico del comportamiento en minorías sexuales, los estereotipos mal infundados, el maniqueísmo ideológico y religioso y en general el rechazo al cambio, continúan marcando actitudes en el comportamiento humano. Estas son conductas primitivas las cuales conllevan a actuar con desconfianza o hasta inclusive nos llevan al uso de la violencia física. Los colectivos mas afectados actualmente son los afro descendientes, las minorías cristianas en Africa y Asia mediterránea, los miembros y activistas de grupos homosexuales, los seguidores del Islam en Europa y Norte América y cualquier minoría étnica que se halle en condición de desplazados, fundamentalmente.

Los principales motivos ahora para auspiciar estas conductas son la crisis económica agudizada desde 2007 además de la guerra contra el terrorismo islámico iniciada desde septiembre de 2001 que convirtió a cristianos y musulmanes en enemigos de nuevo.

A pesar de estas supuestas motivaciones, no deja de ser desconcertante el porqué estas actitudes segregadoras y discriminantes continúen vigentes a pesar de las reconocidas luchas en el siglo 20 de hombres como Martín Luther king o de Nelson Mandela, quienes dieron a la lucha por los derechos civiles y las libertades de acción y pensamiento una preponderancia de alcance mundial. Es como si hubiésemos olvidado todos esos años de luchas pacíficas de estos dos gestores de la igualdad y la convivencia pacífica.

Ahora cómo y porqué se motiva la actitud violenta la cual procura disminuir o someter a otro ser humano. Los expertos definen como tras estas manifestaciones se esconden trastornos inherentes a la personalidad, desde las fantasías narcisistas de pertenecer a una raza superior, o el tradicionalismo histórico y cultural de una etnia que se considera única y predominante en un territorio sobre otros grupos minoritarios, además  de la forma como  asumimos el comportamiento  para seleccionar amistades y distribuir nuestros afectos y desafectos.

De cualquier manera todas estas expresiones de la conducta manifiestan un primitivismo educativo, cultural y social. Es una involución en la que sociológicamente retornamos a épocas en las que nuestro razonar era elemental y salvaje de tal forma como cuando la tierra era el centro del universo y las ciencias eran asuntos de brujería. Por estas razones considero necesario que tanto los organismos multilaterales y las asociaciones religiosas quienes representan los distintos credos intensifiquen campañas para inculcar la tolerancia, respetar las diferentes conductas sexuales, así mismo como la comprensión de las creencias religiosas. Porqué todas estas demostraciones,  son una nuestra de la pluralidad de comportamientos y conceptos humanos que debemos entender y respetar.

lunes, 27 de abril de 2015

LOS HABITUALES IMPASSES HUMANITARIOS


Como consecuencia del naufragio de un barco pesquero con cerca de trecientos inmigrantes en el Mediterráneo, los países europeos elevaron la situación reiterada de refugiados en riesgo a desastre humanitario, para de esta manera asumir con una menor precariedad logística el control a la navegación de estos barcos y el rescate oportuno de los que sufren desperfectos o zozobran.

Pero de igual manera asi como asistimos a esta penosa circunstancia, también advertimos periódicamente sin interesarnos el martirio y la ejecución de cristianos en los países mediterráneos de Asia y Africa o al desplazamiento de Kurdos en Turquía e Irak, o la persecución de homosexuales en todas las regiones en donde la prédica del Islam es mayoritaria, así mismo las hambrunas en el Sahel africano y los ininterrumpidos flujos de refugiados provenientes de los conflictos en Afganistán, Pakistán, Irak, Siria, Yemen, Libia, Centro América y Colombia.

El común denominador ante este conjunto de acontecimientos dolorosos e inhumanos es la escasa atención y la nula o mínima respuesta de la comunidad internacional; además de la desidia para enfrentar las raíces de estas hecatombes sociales por los lideres de los gobiernos involucrados.

Una parte del origen del problema en el Mediterráneo está en la incidencia de la intervención por parte de los servicios secretos europeos, israelitas y estadounidense en la llamada primavera árabe, cuyo error mayoritario se evidenció en Egipto con la salida de mubarak y el ascenso al poder de los hermanos musulmanes; corregido con un contragolpe auspiciado por los gobiernos que  hablan eliminado al régimen anterior. Esta serie de hechos desencadenó en la zona una inestabilidad política y un escalamiento de la violencia, generando  aumentos sostenidos  en el flujo de inmigrantes, quienes huyen en busca de la seguridad y de hallar un  trabajo digno y estable. A ello debemos anexar el influjo de las políticas colonialistas en el resto de Africa por los principales países europeos quienes han auspiciado regímenes autoritarios y expoliadores, los cuales  sepultan en la total miseria a grandes mayorías.
Todos estos acontecimientos reunidos han alentado a emigrar a miles, tras de un sueño de prosperidad en Europa.

En Centro América las políticas excluyentes en contra del campesinado y las complacientes actitudes ante el narcotráfico y sus bandas criminales (Maras) con sus violentos métodos, han sembrado el clima necesario para originar un éxodo para cientos de familias que ven en los Estados Unidos la tierra prometida. La verdad asistimos a un conflicto humanitario de proporciones escandalosas con refugiados  albergados de manera inhumana en la frontera sur de esta nación, principalmente menores de edad en estado de indefensión y alojados con la mayor precariedad.

En Colombia mi país de residencia, tras 55 años de guerra sucia e irregular, el flujo de desplazados creció año tras año hasta ajustar al menos 5 millones de personas. A pesar de las nuevas leyes de restitución de tierras legisladas y aprobadas por el actual gobierno, los esfuerzos se han visto menguados ante la falta de aplicar políticas de seguridad que permitan a los despojados regresar a sus parcelas sin amenazas contra su integridad.

Europa al igual que Estados Unidos, pueden disminuir intensamente  sus flujos de inmigrantes clandestinos en las naciones de origen, para ello se requiere de políticas audaces que permitan recuperar las precarias instituciones democráticas y estabilicen sus pequeñas economías, todo con el fin de eliminar el caos social en el que viven.

Sino continuaremos asistiendo al dantesco escenario de tragedias, hambrunas, matanzas y violaciones a los derechos humanos, acrecentadas o disminuidas por los medios de comunicación. Por ello en ocasiones reflexiono si a los países de Europa y Norte América,  realmente les interesa resolver con seriedad estos hechos o simplemente no les inquieta solucionar estas tragedias que atañen a ciudadanos de segunda categoría por no ser connacionales de estos ricos y organizados estados.

Con el próximo titular sensacionalistas descubriremos que tanto disminuyen categóricamente las simientes de estos sucesos.